sábado, 6 de enero de 2018

Primero invaden y luego desinvaden
Fernando Rangel de León.
           
Y
a es una costumbre muy conocida  desde que el PAN ha ganado en buena lid la Presidencia Municipal de Torreón, desde 1997, con dos alternancias del PRI, que el gobierno del Estado, que desafortunadamente siempre ha sido de este último partido, le ha puesto piedritas en el camino al nuevo alcalde del PAN, Licenciado Jorge Zermeño Infante, pretendiendo con ello distraerlo de sus funciones y  desatienda los servicios básicos, no lleve a cabo las obras públicas  de urgente necesidad, y no se dedique por entero  a atender a la ciudadanía como ésta se merece, y él tiene la vocación de servirle con toda su voluntad y buena fe.
            El pasado 2 de enero, apenas a 24 horas de haber tomado posesión de la Presidencia Municipal, el alcalde; unas familias invadieron terrenos del Parque Industrial Mieleras, con el supuesto propósito de edificar sus viviendas, no obstante que su uso de suelo no es habitacional, sino industrial; y por tanto no tienen la infraestructura urbanística para casas habitación; pues pretextan que carecen de viviendas y el gobierno no los ha atendido para satisfacer esa necesidad.
            Inmediatamente después de ocurrida la invasión, el alcalde Zermeño, acudió a los terrenos invadidos y dialogó personalmente con los invasores a quienes les prometió buscarles terrenos en otros lugares y gestionarles pies de casas para construir sus viviendas; y quien al ser cuestionado por los medios acerca de que si la invasión es una maniobra del PRI, para crearle problemas a su administración, contestó que él estaba viendo allí a personas, no a organizaciones.
            Si los invasores fueran personas de buena fe, que decidieran y actuaran  por ellas mismas, y no fueran mangoneadas por seudolíderes del PRI,  probablemente aceptarán la oferta del alcalde de ayudarles a resolver su problema de vivienda, proporcionándoles el municipio los servicios de agua potable, drenaje, pavimentación, alumbrado público, vialidades etc.

            Pero los invasores no pueden ser gente de buena fe; pues si lo fueran no hubieran podido invadir por el temor a ser sorprendidos infraganti y encarcelados inmediatamente; lo que quiere decir que están actuando con la  protección de las altas esferas de poder en el Estado, que les dan impunidad; pues se trata de  terrenos propiedad de personas poderosas como son los empresarios e industriales del Parque Industrial Mieleras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario