jueves, 12 de abril de 2018


// Del  Tintero //
¿De cuál soberanía hablan nuestros gobernantes?
fidencio treviño maldonado

Ni hablando de defender el país, de salvaguardar la soberanía nacional, ni de que México no se inclina ante nadie, de que ahora estamos más unidos que nunca, que la soberanía no se negocia y otras frases y discursos nailistas y propias del chauvinismo recalcitrante de muchos políticos paleros, lacayos, aduladores y cortesanos del sistema, que alabaron el discurso de "Negociación"  del Presidente Peña Nieto, lo cual a estas alturas de la república y en la situación que estamos, ni así logra levantar su rating con el pueblo de México.
Nuestra soberanía es sólo de papel o palabras vacías, frases de la historia oficial, ya que nuestra Casta Divina son lo que la vulneran, la acaparan, la rentan, la ofrecen y la prestan al mejor o peor postor. Los tratados en lo oscurito, los grandes movimientos financieros fuera y dentro del país, la venta de los recursos del pueblo de lo que ellos toman y venden a discreción es el único interés al menos en los últimos años como se ha visto y demostrado,  brincando el periodo de Don Lázaro Cárdenas del Rio, los antes, aquellos llamados paladines y caudillos de la revolución y los nuevos Harvistas, Yalistas, Herforistas y tecnócratas han sido vende patrias, acaparadores y prestanombres.
El desencanto del pueblo mexicano es ver cómo tanto el PRI y el PAN (los únicos dos partidos que han gobernado el país desde hace unos 85 años)  han sido una fábrica de pillos, una caterva de ladrones y ahora nuestra patria se vende más barata que hace 50 años. A nuestros jefes políticos el dinero acabó arropándolos y dejando desprotegido el nacionalismo
Defender lo que nos queda de nuestra escuálida y endeble soberanía no es negociar, porque el país, su gente no se negocia y si en el caso de que los Sheriffes del mundo con su comandante en jefe D. Trump diga que mandará sus tropas a la frontera, están en todo su derecho, es su tierra y no vulneran ni profanan nuestro lado, ellos de su trasero pueden hacer un o dos papalotes.
Aquí en México la Casta Divina que gobierna se privilegia y acomoda en el maltrecho Estado de Derecho y con mañas que llaman fuero, inmunidad e impunidad  acomodan su marca registrada para tomar los bienes de la nación y ahí es cuando nuestra soberanía queda en manos de dos o tres ladrones de cuello  almidonado y corbata de marca, son disfraces de Caín que día a día matan a su hermanos mexicanos con esas pillerías saqueando la soberanía de la que habla Peña Nieto.
La política que nuestros agraciados la mueven como un principio de oportunidades, es para ellos un abanico de opciones para la ilegalidad con esos motivos usan los disfraces de corderos para morder como lobos al pueblo. Pemex, los bosques, las minas de oro, plata, zinc, acero, etc, los lagos, las playas exclusivas, el agua para uso doméstico y agrícola, más otros monopolios "nacionales " que están rentados, regalados o prestados a compañías y personajes extranjeros con miles de prestanombres valiéndoles madre la soberanía del país y sus recursos sean estos renovables o no renovables, por ahí podemos comenzar, ver primero quien vulnera nuestra soberanía y no quemar las naves, ni enderezar entuertos inexistentes o gastar pólvora en infiernitos, porque como están las cosas en este país, a los mexicanos nos ha tocado la suerte del ayudante del cuetero-- Siempre estar empinados recogiendo las varas.
Nuestra historia oficial es muy bonita y habla de cómo muchos MEXICANOS defendieron a su manera la soberanía y aunque nomás ganamos unas y perdimos muchas, con la del 5 de mayo tenemos para enaltecer la patria y nuestra soberanía. La pérdida de la mitad de nuestro territorio a manos de los gringos no cuenta, porque fue antes, dijo un historiador por ahí.  Sugerencias y comentarios: kinotre@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario