jueves, 12 de abril de 2018


MSS
Menores de edad y adultos mayores más
propensos a males gastrointestinales: IMSS
*Son más frecuentes en época de calor
*La deshidratación puede ser mortal
=======
La falta de higiene es el principal factor que origina las enfermedades gastrointestinales que afectan al estómago e intestinos a través de bacterias, virus, hongos o parásitos y provocan diarrea, vómitos y deshidratación.
La temporada de calor es la más propensa para presentarse estos padecimientos, ya que los alimentos se descomponen con mayor facilidad, por lo que se debe tener un especial cuidado tanto en la limpieza como en su conservación, señala el especialista en medicina familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Ángel Gerardo Lara López, adscrito a la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA),  No. 89.
Explica que la comida que se prepara y no se va a consumir en el momento, una vez fría debe mantenerse en refrigeración ya de inmediato se empiezan a crear microorganismos. Además exhorta a lavarse las manos antes de comer y después de acudir al baño.
Especial cuidado se debe tener en pescados y mariscos, “se recomienda adquirirlos en lugares confiables  donde estén debidamente congelados” y consumirlos al obtener una cocción completa, de lo contrario, repercute en la salud.
Cuando se presenta alguna alteración en las evacuaciones, -por número de veces realizadas, cambios en su consistencia o con sangrado o moco-, además  diarrea, vómito y temperatura, son señales de problemas gastrointestinales y se requiere de atención médica inmediata para evitar la pérdida indiscriminada de líquidos.
De no recurrir  a revisión se puede presentar  deshidratación, que se manifiesta  con la sensación de sed, boca seca, lengua blanca, ojos hundidos, disminución en el brillo de la piel, los niños se ponen irritables y su llanto es sin lágrimas.
El principal riesgo de estos padecimientos se presenta con mayor frecuencia en los extremos de la vida (adultos mayores e infantes de 0 a 5 años de edad), quienes pueden morir a consecuencia de la deshidratación.
Ante este cuadro es importante reponer líquidos con vida suero oral, en los bebés la ingesta puede ser de 3 o cuatro onzas cada cuatro horas y en el adulto a libre demanda.
A sugerencia del médico lo mejor es evitar productos que se preparan en vía pública y en lugares  no recomendados; no recurrir a la automedicación considerando que hay enfermedades que son provocadas por bacterias y otras que son por virus y solo el médico debe determinar el tratamiento. Es aconsejable impedir los remedios caseros que lejos de beneficiar se puede complicar el mal.
De igual forma la importancia de desinfectar debidamente las frutas y verduras con cloro.
Al presentar dolor en cabeza, en codos,  hombros, rodillas, cansancio y fatiga de manera intermitente  (días sí, días no),  puede ser indicio de alguna fiebre, por lo que se requiere análisis clínicos para precisar con exactitud el motivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario